Reseña: Hawkeye ¿Aburrida o Divertida?

Simple pero llena de corazón

Con series como Loki y WandaVision que dejaron la vara muy alta, una serie de Hawkeye parecía innecesaria. Para alegría de muchos no fue así.

Hawkeye es una miniserie de televisión estadounidense creada por Jonathan Igla para el servicio de streaming Disney+, basada en el personaje de Marvel Comics del mismo nombre. Está ambientada en el Universo cinematográfico de Marvel (UCM), compartiendo continuidad con las películas de la franquicia. La serie tiene lugar después de los eventos de la película Avengers: Endgame (2019).

Sinopsis.

El ex Vengador Clint Barton (Jeremy Renner) tiene una misión aparentemente simple en una Nueva York post-Endgame: volver con su familia para Navidad. ¿Es posible? Quizás con la ayuda de Kate Bishop (Hailee Steinfeld), una arquera de 22 años que sueña con convertirse en superhéroe. Los dos se ven obligados a trabajar juntos cuando una presencia del pasado de Barton amenaza con descarrilar mucho más que el espíritu festivo navideño.

Hay que tenerle paciencia.

Algo que demerita mucho a la serie es la falta de ritmo en sus primeros episodios, donde por sobre todo se quiere establecer a los nuevos personajes. La falta de escenas de acción y el exceso de diálogos provoca que se pierda el interés en la serie gradualmente. Nos es hasta sus últimos episodios donde la serie cobra vida.

A diferencia de otras series de Marvel Studios, Hawkeye se siente como una serie más apegada al formato de series como las hechas por Marvel TV, la ambientación y las escenas de acción se asemejan mucho a las vistas en las series The Defenders o Daredevil.

LEER MÁS: Reseña: Spider-Man “No Way Home” Un homenaje digno de ver

Más profundidad.

Con tantas cintas siendo un protagonista secundario, era momento de hacerle justicia a un personaje como el de Hawkeye. Y en esta serie se puede observar un mejor desarrollo en su personalidad como en sus motivaciones. Con su pasado como el vigilante Ronin hay muchas heridas que aún no lograron sanar y Clint debe encontrar la forma de redimirse. En este proceso conoce a Kate Bishop quien le muestra que el no solo es una arma humana sino un héroe que puede inspirar a muchas personas.

Hawkeye y No Way Home

Una de las cosas que más impresiona de Marvel Studios, es su forma de hilar sus historias con una precisión perfecta. Con el estreno de Spiderman: No Way Home el Miércoles 15 de Diciembre y de forma simultánea el quinto episodio de Hawkeye. Pocos se esperaban que tendríamos a dos personajes icónicos volviendo al UCM estamos a hablando de Matt Murdock/Daredevil (Charlie Cox) y Wilson Fisk/Kingpin (Vincent D’Onofrio). Ambos personajes rescatados de la serie cancelada de Netflix, además de ser la prueba irrefutable de que podremos ver a ambos personajes volver a interactuar en un futuro no muy lejano. Cabe aclarar que estos personajes no son los mismos vistos en la serie de Netflix. Mantiene a los mismos actores pero estos tendrán un soft-reboot en sus historias.

Un detalle curioso que no muchos notaron en la escena final de No Way Home, cuando se balcea Spiderman podemos observar la misma pista de patinaje y árbol de navidad que se muestra en la serie de Hawkeye. La cual nos indicaría que ambos eventos podrían estar ocurriendo al mismo tiempo.

Conclusión.

Hawkeye es una serie bastante simple en concepto y escala. Que cuenta con una trama lenta por momentos pero que brilla por sus interesantes guiños a los cómics y por traer de vuelta a uno de los mejores villanos de Marvel. Cerrando el ciclo de uno de los personajes secundarios más infravalorado de Los Vengadores.