Civic TV firma con Flemish Eye y comparte su nuevo sencillo: “black moon”

Civic TV comparte su nuevo sencillo y video “black moon”, además anuncia su álbum debut Black Moon que saldrá el 22 de octubre a través de Flemish Eye.

Publicidad

Civic TV es una creación del compositor de Toronto Lowell Sostomi. Su disco debut fue autoproducido en gran parte con técnicas DIY en el estudio de su casa durante el encierro y captura de manera sucinta el tono claustrofóbico de nuestra era post-apocalíptica. Después de haber pasado la última década en la escena pop indie de Toronto, organizando noches de música experimental y tocando en bandas como Great Bloomers y haciendo giras con Wooden Sky, Sostomi aprovechó la cuarentena para experimentar con mundos de sonidos alejados de todo lo que había hecho antes: “Quería probar algo que sonara más feo y oscuro, tocar melodías que nunca había tocado antes y cantar de una manera que nunca antes había cantado.”

Sónicamente, Sostomi es igualmente dicotómico, reflejando los temas del conflicto interno en el corazón del disco. Su producción puede ser evocadora pero elusiva, con ricas texturas de sintetizador analógico y complejos arreglos que recuerdan los inicios de Tears For Fears o Depeche Mode en la era de Violator, mientras que su voz mantiene una sensibilidad que evoca los sentimientos más sombríos del final de Nirvana o Soundgarden, aunque nunca permanece demasiado tiempo en el mismo lugar.

Publicidad

El director del video, Cam Hunter, cuenta: “Lowell me envió la canción durante una época en la que caminaba mucho solo por Toronto de noche. Fue durante el COVID y todo se sintió súper espeluznante e intenso. Todo estaba abandonado y un poco apocalíptico. Caminaba como una hora y no veía a nadie. Cuando veía a otra persona, automáticamente me sentía extraño y sospechoso como ‘¿¡qué estás haciendo TÚ aquí!?’ Quería capturar algo de esa sospecha y ansiedad general con este video. También pensé que sería más molesto ver a otro tú por ahí y ser seguido/perseguido por ti mismo. La idea de no poder escapar de ti mismo y, en última instancia, convertirte en tu propia ruina encaja bien con el estado de ánimo en el que estaba cuando escuché el disco, especialmente mientras caminaba solo por la noche.”