Spotify se suma a la tendencia de las NFTs

La industria de la música siempre ha tenido una guerra con Spotify. ¿Razón? Que la plataforma de streaming no les está pagando lo suficiente por sus canciones. Según Vice, Spotify paga alrededor de USD$ 0,0042 por copia.

Los artistas, que denuncian la falta de transparencia para saber realmente a dónde van las ganancias, se han cansado de la precariedad de la plataforma y muchos han buscado otros sistemas de compensación por su trabajo. Los más comunes son los NFT o tokens no fungibles.

En respuesta a esta nueva tendencia y para evitar que los artistas abandonen su plataforma, Spotify está desarrollando planes para agregar tecnología blockchain y tokens alternativos inexistentes a su servicio de transmisión. Según la fuente anteriormente mencionada, Spotify ha publicado dos ofertas de trabajo que reflejan el interés de la plataforma en las criptomonedas y los proyectos relacionados con Web3.

La industria musical quiere iniciar en el mundo de los Tokens No Fungibles

El repentino interés de Spotify en la tecnología blockchain se produce después de que las principales empresas tecnológicas como Meta anunciaran a principios de la semana pasada que Instagram agregaría la funcionalidad NFT a su plataforma. Otras empresas, incluidas Twitter y Reddit, también están trabajando en la creación de nuevas funciones para el intercambio NFT.

Los NFTs, también conocido como token no fungible, utiliza la tecnología blockchain para certificar la propiedad de los activos digitales. Según el rastreador de mercado Nonfungible, la mayoría de los USD$ 17.7 mil millones de NFT generados el año pasado fueron en artes visuales, juegos y coleccionables.

Este año, el sistema se extenderá a la industria de la música. Esto podría incluir la venta de álbumes digitales o el uso de NFT para comprar canciones o entradas para conciertos.

Snoop Dogg. (foto: CriptoNoticias)

Músicos como el rapero Snoop Dogg y el DJ Steve Aoki se han convertido en famosos coleccionistas de NFT, pero son los únicos.

La banda de rock estadounidense Kings of Leon y el cantautor canadiense Grimes lanzaron sus NFT musicales hace algún tiempo, mientras que los principales sellos discográficos Warner y Universal Music Group se unieron al proyecto NFT, como un equipo virtual con miembros de Ape Yacht de Bored Yuga Labs.

Sin embargo, estas no son las únicas iniciativas de la NFT. El DJ y productor 3LAU ha lanzado Royal, una aplicación que permite a los músicos vender la propiedad de sus canciones a coleccionistas a cambio de dinero en efectivo.

Aplicación Royal. (foto: investing.com)

Las ganancias que tienen los artistas en la venta de sus canciones como NFTs superan a las de Spotify

La fuente del problema es el algoritmo y el modelo de compensación de Spotify. La cuestión es que los cantantes cobran un porcentaje por transmisión. El algoritmo, en cambio, siempre privilegia las piezas de mayor éxito, un sistema que funciona en detrimento de los músicos más independientes. Es decir, cuanto más escuchada una canción, más presente está en los sistemas de recomendación de la plataforma, lo que la hace insostenible para muchos artistas.

Algunos artistas dicen que es suficiente y cambian a la tecnología basada en blockchain, también conocida como web3. Y es que los ingresos que obtienen vendiendo sus canciones como token no fungible son mayores que los que obtienen de Spotify.

“Hice que una persona comprara mi canción por la cantidad que hubiera necesitado un millón de reproducciones en Spotify”, explicó para el medio Bloomberg Iman Europe, un cantautor que ha hecho 22.2 Ether (que ahora vale casi USD$ 60.000), vendiendo cinco sencillos y un video musical como NFT. “Con Spotify tan solo ganaba 300 dólares a pesar de tener más de 4 millones de reproducciones. Ahora, USD$ 60.000”, añadió.

Según Water and Music, músicos como Iman Europe han vendido 83 millones de copias a través de NFT. Los artistas independientes representan el 70% de estos ingresos. El ganador del premio Grammy, John Legend, y un grupo de empresarios y capitalistas de riesgo anunciaron a principios de este mes que lanzarán una plataforma para que los artistas moneticen su trabajo utilizando la tecnología NFT.

Este modelo de remuneración es especialmente ventajoso para los músicos independientes, ya que la NFT les permite ser independientes del algoritmo de Spotify.

Por último, existe una de las grandes incógnitas de este modelo retributivo y es es la propiedad intelectual. En este sentido, los compradores de NFT obtienen la propiedad de los activos digitales, así como los derechos exclusivos en algunos casos para una sola persona.

Sin embargo, los músicos no necesitan ceder la propiedad de su contenido a las plataformas en primer lugar. Los registros de propiedad están integrados en los metadatos. Los artistas pueden optar por ceder los derechos de una canción o álbum cuando alcanzan el NFT, o conservar la propiedad de eso.

Fuente: Infobae