Reseña: WandaVision, la nueva propuesta de Marvel Studios

Imagen promocional de WandaVision

Después de un año sin contenido basado en los famosos personajes del Universo Cinematográfico de Marvel. Llega, WandaVision con una propuesta diferente a lo que estábamos acostumbrados en las películas del estudio. ¿Termino conquistando al publico? ¿Una decepción? aquí lo averiguaremos.

WadaVision es una miniserie de televisión web creada para el servicio de streaming, Disney+, estrenada el 15 de enero de 2021. Basada en los personajes de Wanda Maximoff / Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen) y Visión (Paul Bettany). Esta empieza después de los eventos de Avengers: Endgame. Donde Wanda y Visión están viviendo la vida suburbana ideal en la ciudad de Westview, tratando de ocultar sus poderes. Pero a medida que comienzan a entrar en nuevas décadas y se encuentran con errores en su realidad, la pareja sospecha que las cosas no son lo que parecen.

Una formula arriesgada

Después de haber extasiado a los fans de Marvel hasta límites impensables en la última cinta de Vengadores. Marvel Studios tenía el gran reto de volver a comenzar una nueva fase en su enorme universo cinematográfico. Y no lo hizo mostrándonos una película sino con una serie poco convencional a lo visto previamente.

Con un primer episodio en blanco y negro con 4:3 de relación aspecto. Los fans más acérrimos buscaban pistas de lo que estaba pasando detrás de la historia principal, otros confundidos por no ver acción a los diez minutos transcurridos del episodio y otros pocos que ni siquiera se percataron de que estaban viendo la primera serie de Marvel Studios.  Esto claramente causo la división de los fans teniendo algunos que disfrutaban con paciencia cada episodio y otros que veían con repudio el formato sitcom. A pesar de estos inconvenientes, la dirección, logro conquistar a la audiencia televisiva en esos 3 primeros episodios que rendían tributo a sitcoms de los años 50, 60 y 70.

Muchas teorías poco enfoque

Después de un año nefasto como lo fue el 2020. Los fans esperaban desesperados cualquier señal de alguna producción de Marvel Studios. Cosa que provoco que al estreno de esta serie se dará rienda suelta a teorizar ante cualquier guiño o indicio que nos proporcionaba cada episodio.

La copa que derramo el vaso fue la aparición del personaje de Quicksilver esta vez interpretado por Evan Peters. Este suceso no hizo más que alimentar de una forma colosal las teorías de que el multiverso había llegado por fin al UCM. Debido a que él actor previamente había interpretado al mismo personaje, pero en la saga de los X-Men. Muchos lo daban por hecho, la gente no paraba de teorizar. Para aumentar más este movimiento los actores principales de la serie, hacían comentarios, anunciando cameos inesperados y tan grandes como la aparición de Luke Skywalker en la serie The Mandalorian.

El Hype estaba por las nubes, los fans cada semana no paraban de jugar con los personajes que podían aparecer. Y lamentablemente la atención del espectador ya no estaba en la historia principal sino en como esta iba concluir. Aunque algo no pintaba bien, los episodios cortos, la nula respuesta a varias cuestiones. Ya se presentía un desenlace muy corto en comparación a la enorme ilusión de los fans. Todos estos aspectos serian respondidos en el episodio final.

LEER MÁS: PRIMERAS IMPRESIONES: WANDAVISION, UNA PROPUESTA DIFERENTE

Lo que siembras…cosechas

Llego el viernes, algunos madrugando para ver el final de su serie favorita y otros soñando en porque ella/él no te quiere. En fin, la conclusión ah llegado, llego mi momento, es ahora o nunca y nada me va detener. Espera, Evan Peters solo interpretaba a un vecino random. No apareció Doctor Strange, Mephisto no era el conejo, no hay multiverso, no hay cameo sorpresa… en conclusión, no quiero vivir.

He ahí las consecuencias de no saber vender un producto. Desde promocionar tu serie como el inicio a una trilogía que abriría el multiverso. Hasta que tu reparto haga bromas con cameos increíbles inexistentes. Es muy probable que la mayoría de fans hayan montado un desenlace diferente en sus cabezas, pero eso no quita que Marvel dejo las semillas para que esas ideas crezcan.

Una gran historia de amor

A pesar de lo visto previamente. WandaVision es un producto innovador, que nos cuenta una historia de amor como ninguna otra. En mucho tiempo no se había visto un desarrollo tan profundo de una pareja de superhéroes. Paul y Elizabeth ponen sus nombres por todo lo alto para darnos increíbles interpretaciones. Teniendo como reto máximo el adaptarse al formato fílmico de las sitcoms de épocas pasadas, tanto como para volver a sus personajes entrañables. En las escenas finales, casi te dan ganas de derramar lágrimas, porque no quieres verlos separados. Y esos son los puntos donde esta serie brilla, no por ser una serie llena de acción sino por contarnos la historia de un personaje roto y como busca consuelo en su realidad alterna.

Conclusión

WandaVision es uno de los mejores y más arriesgados productos que Marvel Studios ha lanzado hasta la fecha. Que lamentablemente por declaraciones, reparto y teorías alocadas quedara un poco manchada. Pero que no le quita el crédito a la hermosa historia que quisieron contar, dando un firme inicio a una cuarta fase de Marvel Studios que pinta a tener igual o mejores días como los que vimos en Vengadores: Endgame.